martes, 18 de noviembre de 2008

Posadas y Pastorelas (Tradición Mexicana)

Las Posadas se celebran en general entre grupos que pueden ser vecinos, colegas de trabajo, amigos o familia. Ellos representan la escena de la Biblia en la que María y José buscaban posada antes del nacimiento de Jesús.


Hay siempre dos grupos: uno de ellos está fuera de una posada y el otro está detrás de la puerta. El grupo que está fuera pide posada cantando y el otro contesta, dando o negando la posada.


Versos para pedir posada

En el nombre del cielo os pido posada, pues no puede
andar mi esposa amada.
No sea inhumano, dénos caridad, que el Dios de los
cielos se lo premiará.


Versos para negar posada

Aquí no es mesón, sigan adelante, no les puedo abrir, no
vaya a ser un tunante.
Ya se pueden ir y no molestar, porque si me enfado les
voy a apalear.

Después tumban una piñata. Una piñata es algo muy importtante para los niños mexicanos para muchas ocasiones. Se trata de un recipiente de papel maché con forma de fruta, estrella, animal, un personaje de dibujo animado

Esta piñata está llena de dulces y regalos, la cual es colgada del techo o de alguna superficie elevada. Entonces se golpea con un palo halosta que los dulces caigan.

Otra costumbre es la pastorela. La pastorela representa la marcha de los pastores a Belén. Es una tradición que viene del siglo XVI, en la que se mezclan influencias indígenas y cristianas. Cantan canciones tradicionales, pero a las canciones se les añaden estrofas con textos críticos sobre la política y la vida pública.

En las pastorelas se manifiesta una verdadera fiesta popular con alegría, fuegos artificiales, también piñatas y procesiones. Al principio se bebe el ponche de bienvenida, después tiene lugar la pastorela con una procesión en la que el pueblo son los pastores, y luego hay piñatas. Bandas de música y mariachis tocan y al final hay una cena.