viernes, 5 de octubre de 2012

La Navidad que Harrison Ford dice que no existe

Seguramente eres uno de esos miles (quizás cientos de miles) que despotrican contra los especiales de Navidad con los que nos bombardean en esas fechas. Música enlatada sin tener en cuenta la fecha de caducidad, humoristas que se han dejado el humor no se sabe bien donde, presentadoras que cambian más de vestuario que de gestos… toda una galería de lugares comunes que seguramente han sido base de más de una conversación alrededor de unas birras.

Entiendo que este caluroso agosto no pega demasiado con el tema, pero como el motivo principal ha sido encontrado ahora, cuanto antes lo aborde, mejor. Además, puede que pensar en nieve y épocas más frías nos ayude con el Lorenzo, que está pesadito.

Volvamos al caso que nos ocupa. Es decir, a los especiales de Navidad. Quizás al caso de Especial de Navidad más desastroso y estrambótico de la historia. Y no, no lo hizo Valerio Lazarov. Ni siquiera fue retransmitido en España, sino en Estados Unidos y Cánada, allá por noviembre de 1978. Os preguntaréis que puede haber más horrible que ver cantar a Julio Iglesias o Massiel en playback con unas raquíticas bolas por delante. Pues ni más ni menos que un especial de Navidad de La Guerra de las Galaxias: “The Star Wars Holiday Special”.


Los frikis, geeks y fanáticos varios de la saga lo conocerán, pero el menda que está golpeando las teclas ahora mismo no tenía ni idea de su existencia hasta el día de hoy. Y eso debido a que las dos horas que dura el programa en cuestión han provocado que George Lucas declarase
“Si tuviese tiempo, y un martillo bien grande, buscaría todas las copias para destrozarlas”
Aunque seguro que no destrozó lo que se comprase con el cheque que le debieron pagar desde la CBS. Maldito parné. Otro que tal baila es Harrison Ford, que declaró en una entrevista que no existía tal programa (de una manera más o menos sarcástica).

La recepción del programa fue tan desastrosa que jamás ha sido retransmitido de nuevo, ni sacado a la venta en ningún otro formato, hasta que la revolución de Internet ha ido sacándolo del olvido para demostrar a Han Solo que, por mucho que lo niegue, él estaba allí, visitando el planeta de su colega Chewbacca dentro de un argumento que hace preguntarse por el distribuidor de drogas alucinógenas de los responsables. La cosa es tan mala que Carrie Fisher dijo en una ocasión que solía poner el especial en las fiestas cuando quería que los invitados se fueran marchando a sus respectivos hogares.

En fin, como veis, todo un bombazo. Pero como tiene que haber de todo, y debe ser que sobre gustos no hay nada escrito, ahora aquel programa tiene una web donde escudriñar hasta los detalles más nimios de aquel engendro, se discute sobre él en los foros de admiradores de Star Wars y por tener, hasta tiene página en la Wikipedia.

A mí me ha bastado el visionado del vídeo resumen de 7 min para hacerme una idea del despropósito, pero seguro que algún valiente se decide a ver las dos horas en este enlace. Que sepáis que deniego toda responsabilidad. Por cierto, encontré el vídeo en Cinemanía.es, en un artículo donde relataba este y otros “desastres” del amigo George Lucas. Muy interesante. Y ahora, a disfrutar! (o no .-P)