miércoles, 13 de noviembre de 2013

Lo que trae la Navidad 2013

Lo que trae la Navidad 2013

Este año, una de las tendencias que se están imponiendo en la decoración navideña es el reencuentro con la naturaleza

Los tonos púrpuras en el árbol navideño son una de las propuesta de este año. (Fuente Externa)

Aunque parezca que aún es pronto, el tiempo pasa volando y antes de que nos demos cuenta estaremos buscando las novedades en adornos y color para vestir nuestros hogares en la temporada más festiva del año: la Navidad. Desde ya, la ciudad em- pezó a vestir sus calles con adornos y bombillas para recibir estas festividades... ¿pero que dicta la temporada?Los gurús de la decoración proponen ideas para hacer de esta temporada una Navidad más “cool y moderna”, que atrape a los consumidores y para este año entregan distintas propuestas para crear atmósferas entretenidas y cautivantes.

En ese sentido, Yubelkis Valdez, gerente de Negocios de Ferretería Americana, explicó que el brillo y las tonalidades de colores vivos tradicionales de la temporada acompañan a los personajes representativos de la Navidad, como Santa Claus en el bosque mágico. 

Así, Rosa Gómez de Fernández, propietaria del Centro Floral, propone,  como punto focal para la decoración navideña 2013,  nacimientos rústicos  combinados con cristales, elaborados en metales, resinas, en cerámica o acolchados, en diferentes tamaños y estilos.


La naturaleza sigue siendo la principal fuente de inspiración en el mundo de la decoración, no solo la navideña. La tendencia es que tanto árboles, como coronas, flores y otros elementos artificiales se vean lo más naturales posibles. Se aprecia una inclinación por usar frutas y flores -también artificiales, pero con un look realista- como adornos y complementos. Predomina también el uso de maderas claras mezcladas con color, como tonos pasteles o más fuertes.

Los colores preferidos


Tonos expresivos y fríos desde el azul gélido, los celestes, turquesa o pistacho, e incluso el verde esmeralda, son los invitados de honor para dar un toque especial a ambientaciones pascueras exóticas este año. La tendencia es combinarlos con brillos texturados en blancos y plateados, como escarchas mágicas que logran un efecto fresco y estimulante.

El rojo navideño, con su tinte oscuro, casi sanguíneo, se ve rejuvenecido cuando se mezcla y matiza con tonos naranjas, ocres, cafés y dorados. El efecto es un rojo rico e icónico, pero al mismo tiempo más suntuoso y elegante. Es una forma de reinterpretar la tradición, pero acercándola a las tendencias sofisticadas que se ven en la moda. Esta combinación cromática funciona muy bien con motivos navideños clásicos en superficies metálicas contrastados (como las bolas y otros ornamentos típicos del pino de Pascua) con materiales naturales como madera o corcho. Su apuesta es rejuvenecer la tradición del rojo pascual.

Otra propuesta es usar el dorado como fondo para enfatizar la calidez y que además sirva para proyectar reflejos de luz. Combinado con verdes oscuros, morados y naranjas se logra un efecto “bosque encantado” muy interesante para despertar emociones mágicas. El tema presenta muchas opciones, con ramas secas, cintas verdes con brillos dorados, fondos o acabados áureos y destellos naranjas y amarillos azafranados. El verde musgo oscuro en el arquetípico pino de Pascua también funciona combinado con piñas, hongos, frutos secos como chispazos de color, así como otras criaturas del bosque como conejos, liebres o lechuzas.

Vuelven las figuras de animales

Este año, las aves nocturnas como el búho o la lechuza se convierten en fetiches protagonistas de una Navidad donde los materiales naturales ganan terreno. Las veremos talladas en maderas, forradas en lanas o algodones como seres atípicos invitados a celebrar la época. También se les verá en vidrios o como portavelas, como motivos infantiles o adultos en adornos, cojines o patrones de género aprovechando sus interesantes semblantes serios y sabios. 

Las nuevas velas 

La tecnología Led ha facilitado el desarrollo de velas sin mecha y fuego, pero con la misma calidez y expresividad que las originales. La gran ganancia es que son 100% seguras y pueden ser usadas en cualquier vitrina o ambientación, sin ningún riesgo y con todo el glamour que se asocia a ellas. En Navidad, además de sugerir romance y magia, las velas ofrecen un tono de calidez, emotividad y reflexión para quienes buscan una decoración de inspiración más religiosa.