miércoles, 24 de diciembre de 2008

Navidad de 1914, el día que se detuvo la Primera Guerra Mundial

En el Blog: "El Baúl de Joselete", encontramos esta extraordinaria historia de lo que ocurrió la Navidad de 1914, en pleno frente de batalla durante la Primera Guerra Mundial

1914, tregua de la navidad

En la Navidad de 1914 ocurría el hecho más sorprendente de toda la historia de la Primera Guerrra Mundial. Aquella primera Nochebuena bélica, las tropas alemanas colocaron sobre el borde de las trincheras abetos iluminados, que habían sido enviados al frente por orden directa del Káiser.

Fueron enviados junto con los abetos, raciones extra de pan, salchichas y licores, unas medidas para aumentar el ánimo de la tropa, durante tan señaladas fechas. Los soldados franceses y británicos admiraron perplejos los árboles luminosos. Esa visión casi irreal ayudó a crear un inesperado clima de fraternidad durante la noche.

20071220_christmastrucetree_3

Las tropas alemanas comenzaron a entonar canciones navideñas, los aliados ante tal circustancia se quedaron perplejos, el sentimiento familiar acechaba a la tropa. Timidamente y envueltos en la magia de la Navidad, se fueron uniendo a distancia a sus grandes enemigos, entonando cánticos al mismo son.

Al amanecer, el día de Navidad, algunos soldados germanos, comenzaron a agitar banderas blancas y a salir desarmados de sus trincheras, a tierra de nadie.

En el primer momento los aliados vacilaron, pero pronto salieron a su encuentro. Los hombres, que hasta ese mismo día habían estado matándose, compartieron tabaco, alcohol y chocolate. Los gestos de solidaridad continuarían durante toda la jornada, cada bando pudo recoger a sus compatriotas muertos en los combates de los días anteriores y darles digna sepultura.

christmas-truce-1

La noticia de esta tregua llegó a los respectivos cuarteles generales y se adoptaron medidas para frenar esa actitud. Un número indeterminado de soldados franceses sufrieron severos castigos como escarmiento, mientras que por parte de los alemanes fueron enviados al frente oriental, uno de los más castigados por la aviación aliada.

Las cartas en la que los soldados narraban los hechos a sus familiares fueron destruidas y algunas informaciones que llegaron a los periódicos británicos se censuraron. Los franceses confiscaron los negativos de las fotografías que algunos soldados habían tomado durante la tregua, en donde se veía posando a todos amistosamente.

Aunque a lo largo de la guerra se darían algunos casos aislados de confraternización, las altas esferas militares se encargaron de que no se repitiese, la magia de la tregua de la Navidad de 1914.

Información y fotos en The Christmas Truce

También en Wikipedia y First World War

Muy buena representación del momento en Canal Historia

Video conmemoración Navidad de 1914:

Diciembre 24, 2008 - Publicado por Josete